Este Hombre Le Cortó El Cabello A Su Hija Por Haberse Hecho Reflejos Para Su Cumpleaños



Para muchas personas, cumplir 13 años de edad es una ocasión muy especial. Es el momento en que uno celebra su primer gran cumpleaños, y representa el ingreso a la adultez. ¡Y merece ser celebrado con estilo! Después de todo, cuando los años pasan, a todos nos gusta mirar al pasado y recorrer nuestra pubertad mirando con cariño las fotos de nuestro cumpleaños número trece. Para esa fecha tan especial, uno se merece un gran pastel de chocolate, carteles de colores en las paredes y muchos regalos envueltos, esperando para ser abiertos por el homenajeado. Sin embargo, esta pequeña chica de Ohio recibiría algo un poco diferente. Desafortunadamente para Kelsey Frederick, su entrada a la adolescencia iba a tomar un giro inesperado. Todo gracias a las acciones de su padre, que decidió arreglar por mano propia los “desastres” que creía que se había hecho su hija en el pelo.

Un cumpleaños para recordar


La joven Kelsey Frederick estaba a punto de cumplir sus 13 años de edad, y, para decir verdad, tenía un gran futuro por delante. Como cualquier niño de 12 años de edad, ella no podía estar más entusiasmada respecto de su cumpleaños y de convertirse, finalmente, en adolescente. Mientras tanto, se dedicaba a planificar la gran celebración, en la que pasaría tiempo con sus amigos y su familia, disfrutando de su día especial.
Un cumpleaños para recordar

Sin embargo, poco se imaginaba Kelsey que su madre tomaría una decisión que lo cambiaría todo. Mientras que para la madre se trataba de un gesto inocente para con su hija, lo que ocurrió a continuación nos enseñó que esta pequeña acción podía casi arruinar el festejo entero.