Momentos divertidos en que estos clientes terminaron haciéndolo realmente mal


¿Qué demonios?

Para cualquiera que haya trabajado alguna vez en el servicio al cliente, entonces conocerá el viejo adagio: “El cliente siempre tiene la razón”. Muchas veces, los clientes creerán que saben cómo hacer ciertos trabajos mejor que los empleados reales. En algunos casos, esto puede ser cierto, pero muchas veces, hay una razón por la cual los empleados hacen las cosas de cierta manera. También hay una variedad de productos con instrucciones fáciles de seguir que parecen confundir a los compradores y crear remordimiento en algunos compradores. Sigue desplazándote para ver algunos de los ejemplos más divertidos de clientes que ni siquiera estuvieron cerca de tener razón.

¿Qué demonios?


El mercado de Amazon es uno de esos minoristas en línea donde se puede encontrar casi cualquier cosa. Si está en la Tierra, Amazon probablemente lo esté vendiendo. Sin embargo, algunas personas tienen un problema con el tamaño. Algunas veces pedirán zapatos que sean demasiado grandes o ropa que sea demasiado pequeña. Eso es bastante estándar.

Para este cliente, decidieron que querían un globo de tamaño natural para su hogar, sin parecer darse cuenta de lo que eso significa. Un globo de tamaño natural significaría literalmente una réplica de la Tierra, que no encajaría fácilmente dentro de un hogar o en cualquier otro lugar que no sea la galaxia.